PARÍS LA NOVIA (IV)

MADAME

lV.

ONDA DE AMOR

Toda la energía
y la sustancia del placer estético,
de románticos, parnasianos y simbolistas
vertidas ahora en este amor
y por mis labios saliendo
a cada instante el nombre de ella…
Ah Madame Bovary…Madame Bovary…

No hay duda que sus encantos
son los mismos de la imperial becerra
y la rosa marmórea vibrante
cual ardorosa estrella.

Ahora yo soy él pero él no es yo,
ah Madame Bovary cómo pides
todo el placer de Azul, de Los raros..
oh Madame..Madame..
te entregas y como ella
que olvidó a Antonio
olvidas ahora a tu marido
y a todos los que han expandido
tu onda de amor.

Ah el estallido de los nervios
y de la carne,
tiemblo yo y tiembla París
y él allá sin saber que el camarero
de este hotel fue un soldado del ejército romano
que durmió en el lecho de Cleopatra
la reina,
que sangre tuve de Galia
y fui llevado a Egipto,
la cadena tuve al pescuezo
y fui un día comido por los perros.

París, julio 30 de 2018
marioramonm

 

Anuncios

POETAS RUMBO A PARÍS (II)

 

 

35992_399523911510_2801585_n

PATRICIA HELENA VÉLEZ

Poeta, escritora e investigadora de Antioquia, Colombia.

CANTOS DE DARÍO

Los cantos de su voz
son coros celestiales
de alocadas sirenas
danzantes en los mares
que ondeando el agraciado talle
de sus cadenciosas rimas
enamoran a sabios e iletrados
con aquellas serenatas encantadas
pasajeras del viento viajero
cómplice de un alma hechicera
en la espesa selva de palabras
donde fueron develadas las secretas emociones
del espíritu de la vida, el mundo, las cosas y los sueños,
ese todo coloso magnificente y fecundo
encerrado en el misterio,
que colorea los delirios del poeta.

13 de marzo de 2016
©

EL ALMA DE PARÍS

Late el alma de París
en el corazón de Francia,
al son de la alegría y la nostalgia,
que el misterio desborda
en la promesa lírica de seductora magia,
desnuda en sus calles
embriagando peregrinos,
presurosos por conquistar un sueño
de Boudelaire en Saint Germain,
alcanzar una estrella
desde la cima de la Torre Eiffel,
protagonizar un cartel de Lautrec
por un debut en el Moulin Rouge,
perderse en las orillas del Sena
una noche memorable de bohemia,
ir por una utopía al mundo mítico
de la meca ideal del arte universal,
esa ciudad de muchedumbres y de voces
hecha de puntos en fuga y perspectivas,
cuya luz se esparce sobre górgolas,
arcos, puentes, paisajes y rincones cardinales,
donde se revela la historia, cristaliza el asombro
y el imaginario creador, encuentra su crisol.

Patricia Helena Vélez R.
Mayo 22 de 2017.
©