HONOR VIVO: DESLEALTAD MUERTA

Ayer fue un día de mucha tensión para este servidor tratando de completar la información que debía enviar al Partido Cambio Radical para el aval a mi aspiración a senado por esa colectividad. Gracias al apoyo de amigas y amigos que me dieron su aliento pudimos cumplir y ahora esperamos estar en la contienda electoral para congreso y presidente de Colombia en el año 2018.

Dos reacciones inesperadas me tocó enfrentar de inmediato: la de una maestra que me dijo: pues mijo si quiere ser senador buscate ya DIEZ MIL MILLONES DE PESOS, ($10.000.000.000) para comprar votos, porque los votos para senado todos son comprados; y la de un vendedor ambulante que me preguntó: ¿oye dónde tienes los votos para ser senador? pues no tengo ni el dinero ni los votos cautivos de lo que se ufanan los clientelistas, pero si tengo claro que esta será unas de mis últimas batallas por la democracia en este país, con la convicción de la vigencia del voto libre y espontáneo en la construcción de la República y siguiendo el ejemplo de mis antepasados que no ahorraron esfuerzos por aportar sus vidas a la construcción del país, en particular de mi bisabuelo paterno el general Rafael Mendoza Paz, quien fuera uno de los hombres importantes en el Caribe colombiano de los sueños libertarios del líder socialista asesinado Rafael Uribe Uribe, y el de mi bisabuelo materno Ramón José Mendoza Espinosa, último Mendoza, dentro de esta estirpe elegido al congreso hace casi unos 150 años y quien fuera el padre de Reginaldo Mendoza Pantoja, excontralor de la República en la presidencia de Carlos Lleras Restrepo, destacado ser humano y con sentido de servicio a la gente en especial a sus paisanos caribeños.

RAMON ESPINOSA

Ramón José Mendoza Espinosa, con su señora esposa Aurora Mas y sus hijos entre ellos mi abuelo materno Ramón Mendoza Mas, el pequeño que está a la izquierda de Aurora.

En defensa de ese honor de mis antepasados que empezó con el soldado Juan Antonio Mendoza Coronado que desde niño se enroló en el ejército del libertador Simón Bolívar, realizaré una campaña singular en la historia de las campañas para congreso en Colombia, en una coyuntura política de transición donde se enfrentan dos tendencias fundamentales: los que quieren seguir en el viejo país de la barbarie y el odio, teniendo como eje de acumulación capitalista las guerras irregulares, la corrupción y el narcotráfico y los que soñamos con una verdadera República democrática basada en la reconciliación, la paz y la ética, con justicia social.

Pues amigos y amigas no me da miedo enfrentarme con ideas a la danza de los millones de pesos y a los feudos electorales de los gamonales. Confío plenamente en el pueblo colombiano y en la defensa del honor de mis antepasados que me inspiraran liberar en la historia de las elecciones para senado una campaña única.

Con anhelo espero la confirmación de mi aval para senado por el Partido Cambio Radical, para redoblar mis esfuerzos y hacer realidad que las etnias y regiones excluidas de Colombia y el pueblo raso tengan en mi persona un representante legitimo en el congreso de la República.

¡NO MÁS CENADORES!…DIOS ES AMOR

Mario Ramón Mendoza