“DICEN QUE ESTOY LOCO”

“No caces con la fuerza no cometas tonterias

concentra tus ojos y los ojos de tus ojos

hacia la presa de noche y de día

bajo soles bajo lluvias

y veras que la presa aturdida

viene a beber tu corazón.”

Mario Ramón Mendoza, del libro Tu Sinú sonrisa

parada foto organizadores

Mario Ramón Mendoza, segundo de izquierda a derecha en la Primera Gran Parada Artística- Militar a Juan José Nieto Gil en La Loma del muerto, Atlántico, el 24 de junio de 2017.

El diálogo discurre en el restaurante del Hotel Estelar en Bogotá, donde ha sido hospedado Mario Ramón Mendoza por el Partido Cambio Radical, para una capacitación con todos los candidatos al senado por esa colectividad.

Contemplo el gallardete dorado que resplandece en la parte inferior del cuello de su saco, con el logo del Partido Cambio Radical. Con muchas inquietudes pregunto:

Elías Torrente de la Cima: ¿Por qué ingresas a Cambio Radical, siendo que es uno de los partidos más cuestionados por corrupción y señalados de desarrollar una política de extrema derecha, cuando has estado en la izquierda?

Mario Ramón Mendoza :-En Colombia ningún partido escapa a los problemas de corrupción, tal vez son más visibles en Cambio Radical porque es más grande y tiene más poder, pero la verdad que entre uno y otro partido no son tan grandes las diferencias de delitos cometidos por militantes, lo cual no pueden dar para caracterizar a una organización, por los errores, crímenes o delitos que cometan uno o algunos de sus miembros. Sería igual como decir porque  en Colombia hay narcotraficantes, guerrilleros, paramilitares o asesinos como Garavito, Colombia es un país de criminales. ¿Qué sí es de extrema derecha? hombre su práctica política dice otra cosa, mire los proyectos que ha encabezado, estudie sus postulados, son democrático liberal. En cuanto a mi caso pues si estuve en la izquierda y he terminado convencido que esa pugna entre izquierda y derecha es un sofisma y hay es que ver cuáles son las propuestas justas que necesita un país para su desarrollo, cuántos de izquierda resultan peores que los de derecha y cuántos de derecha resultan más revolucionarios que los de izquierda.

Claro que Cambio Radica se ha equivocado, sobre todo en lo que fue la entrega de avales, pero mire su capacidad de rectificación: en el presente es el único partido que pidió a sus aspirantes que grabaran un video con su propuesta y recorrido, de cara al país, precisamente yo soy producto de ese filtro de selección, ojo sin padrino, solo por mis méritos y mi hoja de vida, y esa capacidad para corregir nos hará la primera fuerza política en el país en el 2018, para la muestra un botón: somos el único partido que lleva en su lista 100 aspirantes a senado.

-¿Y cuál es tu propuesta?

-Todo mi discurso se centra en cómo empoderamos al pueblo en el control del Congreso de la República, partiendo de mi compromiso y mi ejemplo en la lucha contra la corrupción, teniendo claro que es una lucha a largo plazo. Para ello voy a crear el Fondo para la Ética y la Moral Pública administrado por los electores, lo que depende solo de mi voluntad: con el 50% de mi sueldo de senador y el pago de la reposición de votos, fondo que será para educar al niño, al joven y al adulto de porque el dinero público es sagrado y cómo cuidarlo para que no se lo roben o malgasten.  No puedo ser cínico, decir que soy anticorrupto e irme a ganar 30 millones de pesos sin hacer mérito para ello, o llegar a esa instancia y volverme otro reyezuelo. Por eso los electores que me elijan en cada año legislativo realizaran una Convención Nacional para controlar y criticar  mi desempeño, y en la última  convención después de evaluar mi papel ellos libremente decidirán si los sigo representando o me remplaza otro ciudadano. Ojo y no es que piense que los congresistas tienen que ganar un sueldo de hambre, claro que deben ser muy bien remunerados para que trabajen muy bien por el país, pero con honestidad, transparencia y al servicio del bien común.

Trabajaré por un desarrollo incluyente de las regiones y etnias atrasadas de Colombia, quiero ser el vocero legítimo de ellas. Es injusto que Colombia tenga 32 departamentos y 19 de ellos no estén representados en el senado, con situaciones tan aberrantes como La Guajira, El Chocó, Amazona, Casanare, Guainia, Putumayo…pero sí hay casos en que un solo departamento elije hasta 13 senadores (Antioquia), como sucedió en las últimas elecciones parlamentarias, ahí está reflejado las grandes diferencias en nuestro país.

En lo económico apoyaré toda iniciativa que busque dotarnos de una política económica estratégica, lamentablemente seguimos con el rumbo extraviado en ese frente, estos 17 años del siglo XXI se han perdido y casi nos parecemos al modelo castro-chavista o al Estado minero y alcabalero de la colonia española. Una política económica estratégica debe encarar seriamente la reindustrialización, la recuperación y diversificación agrícola, la erradicación del narcotráfico, así como la utilización plena de nuestros mares, la economía colombiana no puede seguir siendo pensada bajo el “corronchismo andino”, para ser una nación competitiva en el mundo capitalista actual hay que convocar todas las potencias que nos brinda un país privilegiado por Dios, pluriétnico y multicultural.

Claro que una nueva política económica demanda de serias reformas estructurales, como la de la justicia, la modificación del excesivo centralismo y el atraso de las regiones, un radical cambio en la educación, en ciencia, tecnología y en las políticas culturales.

Hay un último punto que es la de gestionar para que se le construya una gran estatua al único presidente afrodescendiente que hemos tenido, Juan José Nieto Gil, él que es un símbolo de la irrupción social y de servicio al bien común, y otra a Carlos Lleras Restrepo. He sido muy sincero en mi apreciación en considerar a Alfonso López Pumarejo y  Carlos lleras Restrepo como los dos grandes estadistas del siglo XX en Colombia. Hay un punto común de encuentro entre Nieto y Lleras, ambos se preocuparon por la modernización del Estado, siendo el primero un humilde caribeño y el segundo, un representante de la élite santafereña, ambos humanos, cultos, inteligentes y estadistas.

la-loma-del-muerto

“En la loma del muerto” libro con que empezó Mario Ramón Mendoza su lucha por recupera el legado del escritor y general Juan José Nieto Gil, hace 7 años.

-¿Y cómo piensas enfrentar una campaña con tan escasos recursos económicos?

– A Dios gracia mi campaña no demanda de esas grandes cantidades de dinero, porque no va a comprar votos, no va a construir una clientela y quiere es posicionarse en el corazón de la gente con la propia gente. Por eso la Operación Voz a Voz “LA VOZ DEL PUEBLO ES LA VOZ DE DIOS”, que es darle el mensaje al ciudadano y que ese ciudadano lo lleve persona a persona, está demostrado que lo más determina en el votante no es la televisión ni los periódicos, sino lo que se recomienda individualmente, y ahí es donde nos la vamos a jugar y competiremos con la danza de millones de los varones electorales.

-¿Y cómo es eso de que  estás loco?

-Es lo que se les ocurre decir a los que están acostumbrados a vivir la vida en modelos cuadriculados y desconfían del potencial del pueblo, bueno que me digan que estoy loco porque me pellizco y siento que en verdad estoy haciendo mi propio camino a mi manera, y cuanto me ayuda Dios: mira me tocó para el cuadernillo electoral el número 69, un número muy simbólico, relacionado con el amor, es el número loco, ja ja ja ja… y siempre cae de pies.

Festejamos ambos entre risa este feliz encuentro, con la preocupación de hacer de Colombia un país más amable donde todos quepamos y vivamos a plenitud acorde con las riquezas que tenemos.

Elías Torrente de la Cima

Poeta de Aguayrá

Anuncios

SE PRESIENTE UN AIRE NUEVO

Barranquillita

Mercado de Barranquillita

A pocos tres meses de la elección para congreso en Colombia, el 11 de marzo de 2018, inquieto con una reciente encuesta para la Presidencia que da un empate técnico entre Petro, Fajardo y Germán Vargas Lleras, he salido a la calle a terminar de repartir unos 700 volantes que había guardado para Campo de la Cruz, municipio del Sur del Atlántico, donde agradezco al ciudadano por dar su firma en apoyo a Mejor Vargas Lleras e informo de mi propuesta política legislativa, consagrada en la declaración juramentada que hice en una notaria de Barranquilla.

He ido en la mañana de hoy a ese espacio multitudinario y de todo los estratos que es el Mercado de Barranquillita. Pude sentir el deseo del pueblo colombiano de que las cosas cambien y el entusiasmo generado por la candidatura de Germán Vargas Lleras y mi propuesta de dar el 50% de mi sueldo cuando sea senador para crear y sostener el Fondo para la Ética y la Moral Pública dándole más poder al ciudadano en la vigilancia y control de mi desempeño como congresista.

Comprobé la veracidad de Caracol en un sondeo que estableció que el 18% de la población está con Germán Vargas Lleras para la Presidencia, él que ganaría en la segunda vuelta, de 700 personas que recibieron el volante solo 3 se manifestaron en contra de esta opción.

El Norte para los candidatos de Cambio Radical que aspiramos al congreso está claro: si queremos ser la primera fuerza política en el 2018 tenemos que vincular estrechamente nuestras propuestas legislativas con la propuesta de gobierno de Germán Vargas Lleras y el entusiasmo que está generando su candidatura.

Desde ya se presiente que esta participación electoral del 2018 será histórica en la elección del nuevo congreso y de Germán Vargas Lleras en la Presidencia de la República.

En el caso de los congresistas que están siendo procesados o han sido condenados por corrupción y ensayan nuevas candidaturas con el hermano, el pariente o el amigo, la gente manifiesta su malestar y estoy seguro que más de uno se llevará una sorpresa.

No hay duda amigos y amigas: Colombia escribe su propia historia.

Mario Ramón Mendoza
Candidato al senado por el
Partido Cambio Radical✌🎅🌟🎄✌🎅🌟

LA VOZ DE LOS QUE NO TIENEN VOZ

niñoswayuu

Niños guayú que mueren de hambre y de sed en La Guajira colombiana.

Poeta si tu voz no es la voz de los que no tienen voz no esperes que ella hable con la voz de todos los tiempos: Elías Torrente de la Cima.

El día sábado en la tarde llegó a mis manos por correo postal la confirmación de que el Partido Cambio Radical me da el aval en su lista a senado. No saben la alegría que sentí y lo primero que pensé fue en los excluidos que no tienen voz en el senado de la República.

Colombia tiene 32 departamentos y hay 19 departamentos que no tienen representación en en él, entre ellos El Chocó, La Guajira, Amazonas, Putumayo, Guainia, Casanare, etc.  Pensé en los niños guayú que mueren de hambre y de sed, en los pobladores del Chocó, Putumayo que son azotados por las tragedias y el abandono. Recordé,  en el vídeo que grabé para el partido decía, querer ser la voz autentica de las regiones y etnias excluidas de Colombia. Desde ya compatriotas de esas zonas y regiones de Colombia estoy dispuesto a escucharlos y tengan la seguridad que en el congreso trabajaré para plantear vuestras necesidades, de la mano de nuestro entonces presidente Germán Vargas Lleras buscaremos eliminar esa injusticia y discriminación con las zonas y regiones excluidas de Colombia, que a propósito en su visión de estadista Germán Vargas Lleras ya había planteado la necesidad de modificar la circunscripción para senado y que las representaciones deberían ser por departamento. Desde ya los ciudadanos que ayudan a elegir varios senadores para un solo departamento piensen que los excluidos también tienen derecho y hay que generar acciones que apunten a cambiar tanta desigualdad.

Entonces compatriota piensen en quien sí puede adelantar un proceso en el senado de 2018 que reivindique a las regiones y etnias excluidas de Colombia. Tú mi hermano tienes la palabra✌🎅🌟

Mario Ramón Mendoza

P.D: por coincidencia este blog alcanzará los 33.333 registros, y no hay poder más grande que el poder de Dios y el nos va a ayudar que ese número se multiplique por 11, ya verán que sí.

GERMÁN VARGAS LLERAS Y LA CIENCIA POLÍTICA (V)

laura1 lopexz utopìa

Pintura de Laura López: LOS COLORES DE LA UTOPÍA

V. Ganar la voluntad popular

La falta de credibilidad y la indiferencia política del pueblo colombiano se impuso otra vez, en la consulta del Partido Liberal del 19 de noviembre para escoger candidato presidencial por esa colectividad. La votación total no alcanzó los 700 mil votos, ganando Humberto de La Calle con 365.658 votos a Juan Fernando Cristo que logró 324.777. Ah diferencia cuando Cesar Gaviria fue elegido en la consulta como candidato presidencial con 5.426.339 votos, hace unos 27 años.

El total de la votación representa un 2% de los 35.752.173 colombianos aptos para votar. Los resultados antes que mostrar la crisis de este partido ponen al descubierto  las profundas debilidades de nuestro sistema democrático.

La falta de confianza y la incredulidad del pueblo colombiano con nuestro sistema electoral y las instituciones, se ha venido expresando en una creciente abstención hasta el punto que en la reelección de Juan Manuel Santos la abstención alcanzó 59.93%. La tendencia continuó ascendiendo y se expresó en un 62.59% en el plebiscito del 2 de octubre de 2016, convocatoria para poner fin a más de 50 años de guerra fratricida. Siendo la abstención más alta en los últimos 23 años.

Parece que los escándalos de corrupción crecientes año tras año alejan a los electores de las urnas.

En medio de esta incertidumbre se realizaran las elecciones para congreso y presidente en el primer semestre de 2018. La pregunta obligada es ¿sí lograremos revertir esta tendencia negativa que cada vez debilita más nuestra democracia?

La participación política legal y pacífica en Colombia requiere de una auténtica conmoción, que sacuda nuestra historia y vida republicana, hoy cuando las Farc con su desarme han demostrado la inviabilidad de las armas para hacer los cambios democráticos que requiere el país.

Hasta el momento la mayor participación electoral fue en la elección del primer presidente después del Frente Nacional, la abstención fue de 37% en el año 1974.

En el período reciente no hemos logrado superar la participación electoral del 53.04% en la primera elección de Álvaro Uribe Vélez en 2002.

No siempre el aumento de la votación corresponde a una reducción drástica de la abstención, por ejemplo en la reelección de Juan Manuel Santos que es la más grande votación de toda la historia, 9.028.943 votos, hubo una abstención de 51%.

Estamos en un momento determinante en la vida política nacional, cuando el país puede en el siglo XXI asumir un nuevo aire en la modernización de sus instituciones, abandonando la violencia, combatiendo la corrupción, la exclusión y el narcotráfico con una economía productiva.

En esa perspectiva histórica está el liderazgo, la autoridad y la vocación de estadista de Germán Vargas Lleras. Por eso inscribirá su candidatura con el aval de más de 4 millones de colombianos y no de 365.658. Por eso desde ya está poniendo a consideración su programa de gobierno. Por eso el Partido Cambio Radical perfecciona su sistema de selección de candidatos, corrigiendo errores del pasado y por eso este aspirante a llegar al congreso firmó una declaración juramentada en una notaría, donde están sus compromisos con los electores al ser elegido como nunca se ha dado en la historia del congreso de Colombia, entre otras obligaciones está el de crear el Fondo para la Ética y la Moral Pública con el dinero de la reposición de votos y el 50% del sueldo de senador que reciba y contrario a la práctica de asumir la curul como propiedad privada vitalicia y trasferible a mis herederos, siendo un trabajo que me asigna el pueblo, antes terminar el período legislativo pondré a consideración de mis electores si he hecho méritos para continuar o me remplaza otro ciudadano.

Necesitamos construir un pacto político sólido y lo más amplio posible hacia la Colombia del siglo XXI, para un Estado nación que se modernice, en un país sin narcotráfico, guerrillas, paramilitarismo y exclusiones, con una economía productiva en crecimiento, basada en la más ambiciosa reindustrialización y diversificación agrícola.

En vez de que el ciudadano se aleje de las urnas estamos porque se multiplique su participación política, en vez de que vote en blanco y denigre de nuestra democracia estamos porque asuma partido en las elecciones y legitime nuestra vida republicana, porque es la hora del cambio, el cambio somos todos y el cambio es ya.

Mario Ramón Mendoza

GERMÁN VARGAS LLERAS Y LA CIENCIA POLÍTICA (IV)

Ayer fue un día de acciones heroicas para poder cumplir con la parte de esta reflexión. La jornada empezó muy temprano escribiendo la introducción. Amaneció el bolsillo limpio, el desayuno solo dos bananos maduros que me comí a las 6 de la maña con agua.A las 8 am el estómago empezó a pedir más alimento. Salí a la calle, le fie al artista plástico popular de Magangué  Ever Ramos, dos buñuelos de frijol y un tinto para calmar el hombre. Sabía que si me ponía a rebuscar el peso no podría cumplir, tomé la determinación de ir a Barranquillita a distribuir la plegaria y cuando salía para allá me llama Wilson Valencia uno de los integrantes de CONDIOS(2) le comento lo que me pasa y me dice: tranquilo vengase para acá y aquí puede pensar mientras hacemos marañas.

Así hice­ y a las 9 am estaba en un andén de la vía en la calle 38 en mi ejercicio de pensar. Wilson con una brigada de sobrevivencia de venezolanos que se vinieron huyendo ante el terror de Maduro intentaban montar una estera metálica en un cambuche. El almuerzo fue arroz con queso de inspiración venezolana. Al final de la tarde se compuso la mano y pude ir a un café internet a digitar una parte del escrito y poder comer algo. Así amigos y amigas, pensamos, escribimos y actuamos en esta campaña, movidos por lazos de puro afecto, para que Germán Vargas Lleras sea presidente y este servidor entre al congreso de la República. Aquí está la cuarta parte del escrito:

german vargas

IV.

La hora del estadista.

Que un precandidato presidencial de Colombia haya sobrevivido a dos atentados terroristas (en uno perdió dos dedos de una mano, en otro murieron sus escoltas)  y hoy ese precandidato vaya a inscribirse con más de Cuatro Millones de Firmas, cuando la ley solo le exige unas trecientas cincuenta mil, pocos meses después de ganarle una apuesta a la muerte en una grave afección de salud, son todas estas coincidencias excepcionales en la lucha por el poder político en el país, que deben llamar la atención del más desprevenido de los electores y no pueden ser despachas con el simplismos politequero que Germán Vargas Lleras quiere ser presidente por linaje o que es obsesivamente ambicioso.

Gústenos o no Germán Vargas Lleras como político, con sus aciertos y errores, sus virtudes o defectos, es la persona suficientemente preparada para asumir el reto de construir las nuevas tendencias que proyectaran los derroteros de Colombia en el siglo XXI, porque él es un estadista integral que necesita la máxima prueba para demostrarlo: ser presidente de la República.

Los cuasi 18 años de inicio, perdidos en el tercer milenio en el propósito de forjar un fuerte Estado nación que garantice la convivencia pacífica, el bienestar y el progreso de nuestros compatriotas, cuando en el fondo del alma de la nación somos todavía una aldea precapitalista fragmentada en una infinidad de clanes, tienen la narrativa socioeconómica y política para concluir cuales son nuestros grandes falencias que impiden hacer de Colombia un único proyecto capitalista nacional.

Muy ligeramente destaco dos grandes debilidades:

1.La falta de autoridad del Estado para producir los consensos entre todos los intereses y conflictos, que impiden la movilización ciudadana en la construcción de la identidad nacional.

2.La no definición de una política económica estratégica .

En cuanto al primer punto esa autoridad se gana en primer lugar con el carácter y liderazgo del presidente, por su capacidad y experiencia para concretar los consensos entre todos los intereses  y la función colectiva que debe cumplir el Estado.

En el período actual es necesario adelantar reformas estructurales que hagan viable el Estado como proyecto capitalista único nacional.

Los resultados del plebiscito del 2 de octubre de 2016 evidenciaron dos tendencias enfrentadas entre los que estábamos por el sí y los que estaban por el no, y donde se impuso este último. Buscar el consenso entre los dos sectores con el fin de hacer realidad el acuerdo que se firmó con las Farc  y corregir los errores que no consultan el interés nacional, demandaran autoridad y liderazgo del nuevo presidente para afianzar el papel del Estado.

Germán Vargas Lleras tiene la formación política, la experiencia y el carácter para asumir esta difícil coyuntura, como lo ha demostrado en su larga carrera legislativa, en el desempeño de ministerios a su cargo y en la vicepresidencia de Juan Manuel Santos, con claras realizaciones.

A él se le ha señalado por algunos sectores como enemigo de la paz o representante de la extrema derecha, cuestión que no es cierta porque él en esencia es un demócrata y no es revisar los proyectos y obras que ha liderado. Sus manifestaciones y reservas en cuanto al pacto de paz que se firmó con las Farc han sido claras así como sus críticas, las reservas en su visión de estadista que sabe, él mañana deberá enfrentar este proceso, en tal sentido su postura es de un gran realismo político y sinceridad, que tiene en cuenta a los sectores que se pronunciaron por el no en el plebiscito, los que no pueden ser alineados todos como enemigos de la paz y que es necesario seguir buscando un consensos con todas las expresiones de la sociedad civil, en una negociación en la que ella estuvo excluida, más aún cuando debe resolverse la situación con el ELN, y los nuevos grupos emergentes del paramilitarismo y el narcotráfico.

La superación del estigma de las guerras irregulares en Colombia es una cirugía de alto nivel que va mucho más allá del acuerdo de paz con las Farc o de las peroratas del nobel de paz a Juan Manuel Santos. Las calificaciones y los señalamientos en vez de aportar a la reconciliación polarizan más las fuerzas y llevan más combustible a la hoguera de los odios irracionales que pueden conducirnos a un nuevo escalonamiento de la guerra. Hay que ser muy cuidadosos para administrar los logros que en materia de paz nos dejará el presidente Santos.

En cuanto al segundo aspecto, es alentador que German Vargas Lleras sin ser candidato oficial haya presentado ya su propuesta económica, mostrando su gran preocupación por el tema, él sabe que obteniendo buenos resultados en este frente podrá hacer méritos para pasar a la historia entre los grandes estadistas. Por la premura del tiempo no me será posible referirme al documento que muy juiciosa y profundamente a elaborado para tal fin, donde se perfila un revolcón tributario, la ampliación del aparato productivo y se tiene claro que la economía para que se potencie en un fuerte y nuevo aire debe ir de la mano con reformas estructurales. Es ya ésta una postura política que debe oxigenar el debate y llenarlo de ideas y nos permitirá un diálogo profundo y sincero que mire lo que pasa con la industria, con nuestra agricultura y en fin con la economía productiva del país.

A lo largo de nuestra vida republicana en política económica el comportamiento ha sido es que ella ha estado subordinada a las relaciones económica y no se ha planteado modificaciones en cuanto a la acumulación de capital y el ingreso y el interés ha sido resguardar los privilegios de elementos modernos y premodernos, y en estos últimos favorecer a los grandes terratenientes.

Si queremos hacer de Colombia un país capitalistas moderno competitivo en el orden mundial necesitamos definir una política económica estratégica. Es muy diciente de nuestro atraso que estemos en el cuarto lugar en el mundo entre los países más miserable, compitiendo con Uganda, Etiopia, y Haití y que en cuestión de libertad económica figuremos en el segundo puesto en la listas mundial como uno de los países donde hay memos liberad económica.

Transitar por un capitalismo que desarrolle una nueva ética política, demanda un Estado nación moderno, dentro de lo que debe ser lograr un pacto político para la Colombia del siglo XXI, que será un proyecto capitalistas propio sin el espejismo de la revolución bolivariana, o el fracasado modelo cubano.

La coyuntura política de Colombia hoy exige no un presidente del montón, o un gobernante más y sí un gran estadista capaz de guiarnos hacia la posmodernidad, en beneficio de todos nuestros compatriotas sin distingo de etnias, regiones o posición social.

Mario Ramón Mendoza

GERMÁN VARGAS LLERAS Y LA CIENCIA POLÍTICA (III)

botero

Pintura de Ferando Botero

III.

El siglo XXI empieza el 7 de agosto de 2018

No hay pobreza más grande que la del espíritu, o la conciencia histórica del espíritu que llamamos cultura o civilización y ello explica que Colombia sea un país miserable entre tantas riquezas naturales, que van desde sus cielos, mares, subsuelo, hasta el talento de su gente capaz de producir inteligencias para el bien como la de Gabriel Garcia Marquez, o para el mal como la de Pablo Esobar.

Esa pobreza nos ha llevado en cada siglo de nuestra existencia de vida republicana a practicar el harakiri, en herencia nefasta de la cultura política colonial española, o con nuestras propias invenciones nacidas de instintos salvajes, o repetir en un desvergonzado copismo el grito de la última moda en el mundo, alejadonos de la posibilidad de construir una poderosa nación- Estado de vanguardia en el concierto capitalista mundial.

Casi 18 años del siglo XXI en la alborada del tercer milenio nos han traído como una pesadilla infernal reflejos de las 52 guerras civiles del siglo XIX, la sombra de los casi 8 millones de desplazados, y más de 9 millones de hectáreas de tierra robadas a los campesinos a sangre y fuego en el siglo XX, el reino de la más monstruosa e histórica corrupción, e incluso parece que el Estado despótico, alcabalero y minero de la dominación española reviviera en la errática política económica de los dos presidentes reeleccionistas que se han sucedido en el poder.

Todo esto me da para concluir que el siglo XXI y el nuevo milenio, con la noción de nuevos tiempos no ha empezado para Colombia e igual que en el el siglo XX que las nuevas tendencias solo se empezaron a forjar a partir de la década de los 20 y de los 30, hoy ante la posibilidad de cerrar más de 50 años de guerras fratricidas con el espejismo de la teoría del foco guerrillero que se nos vendió desde Cuba y degeneró en la más macabra mezcla de guerrilla, narcotráfico, paramilitarismo y corrupción.

Casi todo está dado para que el 7 de agosto de 2018 empecemos las nuevas tendencias positivas que marquen de verdad el transcurso del siglo XXI, en el propósito de construir el Estado-nación que requieren los nuevos tiempos, acorde con nuestras riquezas naturales, que nos ponga entre las vanguardias en el contexto capitalista mundial.

Para ello habrá que elegir, a congresistas conscientes del momento histórico, decididos a promover el bien común y a un presidente con el conocimiento, el carácter y la vocación de estadistas, como no se ha dado en las últimas décadas, y necesariamente tendremos que derrotar el nuevo espejismo de la revolución bolivariana, que es el rencauche del fracasado modelo cubano, y derrotar el guerrerismo de los rancios feudales con sus bandas de pájaros y singulares cortes de franela, hoy la sofisticada computadora*.

Mario Ramón Mendoza

Próxima entrega: IV: La hora del estadista ( próximo lunes)

*La computadora: sistema de ejecución de los paramilitares en el valle del Sinú donde ponían la cabeza de la victima sobre una piedra y el torturador esgrimía un mazo de acero y le pedía que dijera todo lo que sabía o le aplastaba la cabeza y la victima debía cantar como una computadora.

GERMÁN VARGAS LLERAS Y LA CIENCIA POLÍTICA(I)

pastrana-uribe-santos

I. La sombra de Uribe y Santos

El llamado nuevo milenio ha transcurrido para Colombia en medio del asedio de los fantasmas de las guerras irregulares y el sueño de reinventar una sociedad basada en la reconciliación y la paz.

Ocho años de gobierno de Juan Manuel Santos, ocho años de Álvaro Uribe Vélez y uno y medio de Andrés Pastrana, completarán el ciclo de los 118 años de predominio de guerras irregulares, odios irracionales, divisiones infinitas y desprecio por la vida en orgías que han dado cátedra de las más terribles barbaries al mundo civilizado.

Desde la batalla de Palonegro, del 11 al 25 de mayo de 1900 no ha cesado el reino siniestro de las guerras irregulares con sus formas predilectas de enriquecimiento: el despojo, el desplazamiento, el pillaje y la cultura de lo mal habido con la joya de la corona: una brutal corrupción.

Cada ciclo de guerras irregulares a conducido a un sueño de paz y pactos que han llevado a la reactivación del fantasma con nuevos rostros.

En este juego infernal cada vez más se ha ido perdiendo la capacidad integral del verdadero estadista y los tres últimos presidentes de Colombia no han escapado a esta tendencia pese a toda la parafernalia de unos medios de comunicación que han actuado más como corifeos contratados para cantar loas al príncipe.

Andrés Pastrana que inició el milenio con espíritu y pinta de farandulero nos demostró hasta la saciedad lo que es gobernar mal a un país, cosechando uno de los períodos presidenciales más desastrosos en la historia de Colombia. Su gran derrota política fue no haber logrado la paz con las Farc

Alvaro Uribe Velez dijo que acabaría a las guerrillas por las armas en cuatro meses, y no le alcanzaron los cuatro años y maniobró para hacerse a cuatro más. No le alcanzaron los ocho años y tal vez quería ocho años más. En sus 8 años de gobierno más que un verdadero estadista integro tenemos es el espíritu de un militar frustrado, poseído por el odio, la venganza y las ansias de poder. Son dos sus logros visibles: 1:Reducir el poder militar de las Farc que la hizo buscar una negociación. 2.Negociar con los paramilitares, sin lograr solucionar el conflicto.

Juan Manuel Santos con las ventajas que le dejó Alvaro Uribe Vélez frente a la insurgencia, respondiendo al mandato por la paz que le entregó el pueblo en las urnas logra la negociación con las Farc que la condujo a su desarme y desmovilización. Pero el gran logro de Juan Manuel Santos y el Nobel de Paz obtenido, nos ha ratificado es sus habilidades de jugador de póquer y publicista, que por mucho que lo intentó no lo llevó a la cúspide de los consumados estadistas. Nos deja un país nadando en un mar de coca, cocaína y miseria, con una expansiva inseguridad, con nuevas agrupaciones de paramilitares y narcotraficantes, una delincuencia común salida de madre, donde cualquier bandola se cree un ejercito capaz de retar a la sociedad civil y al Estado y una paz con las Farc en peligro que puede conducirnos a otro ciclo de guerras irregulares más violento y más prolongado.

Dice el adagio popular que en tierra de ciegos el tuerto es el rey y los pocos logros obtenidos en estos 16 años de Uribe y de Santos en medio del desbarajuste económico, social, moral y la mediocridad, pueden crecer como sombra que proyecte el perfil del nuevo mandatario de la Casa de Nariño, en un momento cuando estamos ante la posibilidad única en 118 años de darle entierro al fantasma de las guerras irregulares y sus nefastas consecuencias, hacia la transformación de una sociedad y un Estado capitalista posmoderno, basados en la reconciliación y la paz, proceso que nos puede durar más de un siglo largo, para que seamos un país competitivo en el orden internacional. Esa es la posibilidad histórica que estará en juego en las próximas elecciones para congreso y presidente en el primer semestre del año 2018 en Colombia, misión que solo puede ser entregada a un político con verdadera vocación de estadista y no a un leguleyo, refinado profesor de academia o a un afiebrado arengador de muchedumbres.

Mario Ramón Mendoza

333.333 VOTOS

Amigos y amigas de las letras, un suspenso para hablar un poco de política: hoy he iniciado mi proceso de recolección de firmas para inscribir la candidatura de Germán Vargas Lleras a la presidencia de Colombia. Me he demorado en ello porque no le voy a pedir a nadie que me recoja firmas, quiero yo mismo tomar el pulso allí donde será el epicentro de mi campaña: área metropolitana del Atlántico. Empiezo hoy 15 de septiembre y paro el 15 de noviembre.

No será fácil para este servidor cumplir esta tarea y a la vez sobrevivir, cuando mi único medio es la venta de lo que produzco literariamente y con la difusión de la  PLEGARIA DIOS ES AMOR, situación que algunas veces es menospreciada por espíritus arribistas, porque dan unas clases en una universidad, tienen un carro o viven en un estrato 5, que han llegado incluso a considerarme un indigente, mostrando la gran pobreza espiritual de la que son portadores.

No tengo dudas que pocas veces en mi vida se habían sincronizado tan bien las coordenadas de mi andar, que me llenan de valor y decisión para no desfallecer en la realización de mis sueños.

Hace 17 años presenté una antología de poesía en la Escuela de Bellas Artes de Barranquilla con un lleno total, que titulé AMOR SIEMPRE AMOR. Al día siguiente de la presentación recibí una llamada de una persona que había estado en el acto que me felicitó por la presentación y me invitó a su casa. Fui a la dirección que se me indicó y para mi sorpresa la persona resultó ser un industrial prestante de muchos años de Bucaramanga, dueño de fabricas de café, chocolate y procesamiento de pieles. Me felicitó nuevamente por el evento y el libro, pero esta vez hizo énfasis en la importancia del amor y me informó que era él quien difundía el mensaje DIOS ES AMOR, que llevaba casi 15 años en ello y lo había regado por toda Colombia, pegándolo en automóviles, buses, carros y en las puertas de las casas, y que esto lo hacia porque en un sueño se le reveló Dios y le dijo que propagara ese mensaje por toda Colombia y eso hacia.

Asombrado por la afinidad que teníamos frente al amor como alternativa para la humanidad le comenté que también tenía una plegaria con ese tema DIOS ES AMOR y que la compartía con círculos allegados -yo la había llevado-, se la mostré y me dijo: tremendo…tremendo…pero tienes que masificarla. Desde ese momento eso he hecho y la verdad que soy testigo del poder de la ley del amor y de esa plegaria que no me han dejado morir de hambre y permitiendome publicar 23 libros de mi autoría vendidos todos en preventa como un hecho insólito en la historia de la literatura de Colombia y del mundo, es más he logrado sostener un premio de poesía Medalla Luis Carlos López, en el Caribe Colombiano, durante casi 15 años sin ningún apoyo del Estado.

VOLANTE CARLOS LLERAS

Comunicado que estoy distribuyendo en la recolección de firmas.

Consultando el borrador para mi Declaración Juramentada logré consensuar con unos amigos que no era necesario que apareciera el ejemplo de los 333.333 votos y el pago de su reposición para el Fondo para la Ética y la Moral Pública, pero a la hora de ir a firmar en la notaria el archivo no llegó al correo, tocó abrirlo desde mi correo y se imprimió y firmó. Cuando lo reviso encuentro que fue el primer borrador el que firmamos, otra vez las cosas extrañas, y ahí está escrito como un norte para la gente que quiere que la política se limpie, que ese fondo pueda empezar con casi 2.500.000 millones de pesos con lo que sería el pago de la reposición de votos y el el 50% de mi sueldo de senador que le done. Entonces amigos mientras más votos tenga mi candidatura al senado más dinero tendremos para ejercer la vigilancia en el manejo de los recursos públicos y controlar el funcionamiento de las personas que son elegidas por el pueblo colombiano.

¿Qué donde están los votos de mi candidatura? Están entre esos 45 millones de católicos que lograron asimilar el mensaje del Papa Francisco y entre esos 34.899.945 millones de electores que quieren que cese el odio, la guerra, las injusticias, la corrupción y se imponga el amor, la ética y la moral como pilares para construir la reconciliación y la paz por un país y sus gentes que se merecen una mejor suerte.

DIOS ES AMOR…EMPODERAR AL PUEBLO

Un gran abrazo,

Mario Ramón Mendoza

CARTA PÚBLICA A GERMÁN VARGAS LLERAS

Vragas lleras

Barranquilla, agosto 6 de 2017
Doctor Germán Vargas Lleras
Bogotá D.C

Mis afectuosos saludos.
Me dirijo a usted en mi condición de ciudadano caribeño que ha dedicado toda su vida a la lucha por las transformaciones democráticas de Colombia y aspira llegar al Senado de la República con el aval del Partido Cambio Radical, con el fin de solicitarle muy comedidamente que usted asuma la precandidatura a la presidencia de Colombia para el período 2018 a 2022. Tal vez usted tenga algunas reservas frente a esa perspectiva, por los problemas de salud que enfrentó en el pasado y las actuales vicisitudes políticas.

Hago la presente solicitud, convencido que en la actual coyuntura política del país se avizora la transformación de este hacia una sociedad más incluyente y en paz, asumiendo en lo inmediato las tareas por la reconciliación nacional, con la implementación de los acuerdos firmados entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y lograr una salida pacífica con los otros factores generadores de violencia hacia la reconciliación total por una paz con justicia social, estable y duradera, y es usted el líder indicado para conducir este proceso, por su formación de estadista, su amplia experiencia política, carácter y no olvidemos que usted ha vivido en carne propia los impactos de la guerra, todo estos aspectos lo constituyen en prenda de garantía para conducir los destinos de Colombia hacia un nuevo estadio de desarrollo y progreso.

Con todo el respeto que se merecen los otros precandidatos que han manifestado sus aspiraciones, ninguno de ellos logra igualar los méritos que usted tiene, para mantener el equilibrio de fuerzas e intereses. La cuestión no es de populismos, demagogia, de copiar modelos extranjeros o euforias revolucionarias. Germán Vargas Lleras tiene el talante y el carácter para continuar el esfuerzo y los logros del presidente Juan Manuel Santos en materia de paz.

Permítame reiterar doctor Germán Vargas Lleras: es usted la persona idónea para el escenario que se abre paso, que exige un verdadero estadista, con amplia experiencia política, que sepa consensuar entre todos los matices, con carácter para forjar la voluntad nacional de la reconciliación. No asumir este reto y no escogerlo a usted para el nuevo periodo presidencial sería un gran error histórico para el país.

En cuanto a los problemas de corrupción que han salpicado al Partido Cambio Radical, es claro que no hay institución o colectividad en Colombia que no haya sido tocada por este mal histórico, y que los individuos inmersos en estas prácticas, no pueden llevar a caracterizar a las instituciones y a las colectividades como tales, ellas no pueden responder por los errores de las personas.

La lucha contra la corrupción antes que golpes de pecho o posturas puristas exige medidas concretas para reducirla y será un aspecto neurálgico en la reconciliación y la paz, porque es ella una de las principales fuentes de violencia, inestabilidad democrática e indigencia en Colombia.

Doctor German Vargas Lleras, esperando su pronta decisión por el bien de Colombia, atentamente:
Mario Ramón Mendoza
CC No 6.875.610
Celular: 3104119293