TRIBUNAL POR LOS PADRES DEL MUNDO

El auditorio está completamente lleno por personas de distintas edades. Al frente sobre una mesa, en una gran tarima se puede leer en letras grandes doradas: TRIBUNAL POR LOS PADRES DEL MUNDO. Una niña aproximadamente de 7 años dice desde un micrófono. -Sean todos bienvenidos- y llama a lista. Se ponen de pies los que menciona, y contestan presente: Cristóbal Bermúdez, Jaime Paternina, Per Andrs Grimstad, José Ocampo, William Fuentes, Jairo Buelvas, Max Rangel, Reinaldo Morán, Álvaro Camargo, Héctor Martínez, Carlos Daccarett, Jairo Parada, Abelardo Acevedo, Urpiano Carreño, Francisco Guerra, Ignacio Chamorro, Carlos Estrada, Antonio Bohorquez, Francisco Guerra, Pedro Redondo, Ever Ramos, Rodrigo Rodríguez, Néstor Martínez, Jesús Nova, Nelson Ibáñez, Santander Mafioly, Israel Mogollón, Edgardo Burgos, José Roberto Gómez, Argemiro Salas, Ever Solano, Mario Manuel Mendoza, Enrique Gómez, Luis Carlos Vargas, Aníbal Valencia, Mario Ortiz, Antonio Rocha, Jaime Pérez, Ángel Fonseca, Albeiro Caro, Jaime Pote, Jaime Álvarez, Ernesto Samper, Donald Tump y Vladimir Putin.

Al concluir la niña el llamado, el auditorio aplaude y sube a la tarima otra niña que dice:

-Para todos los padres, un tema del cantante brasilero Roberto Carlos:

Se escucha suavemente la interpretación musical:

Tú eres mi hermano del alma realmente el amigo.
Que en todo camino y jornada está siempre conmigo.
Aunque eres un hombre aún tienes alma de niño.
Aquel que me da su amistad, su respeto y cariño.
Recuerdo que juntos pasamos muy duros momentos.
Y tú no cambiaste por fuertes que fueran los vientos.
Es tu corazón una casa de puertas abiertas.
Tú eres realmente el más cierto en horas inciertas.

En ciertos momentos difíciles que hay en la vida.
Buscamos a quien nos ayude a encontrar la salida.
Y aquella palabra de fuerza y de fe que me has dado.
Me da la certeza que siempre estuviste a mi lado.
Tú eres mi amigo del alma en toda jornada.
Sonrisa y abrazo festivo a cada llegada.
Me dices verdades tan grandes con frases abiertas.
Tú eres realmente el más cierto de horas inciertas.

No preciso ni decir, todo eso que te digo.
Pero es bueno así sentir que eres tú mi gran amigo.
No preciso ni decir, todo eso que te digo.
Pero es bueno así sentir que yo tengo un gran amigo.
No preciso ni decir, todo eso que te digo.
Pero es bueno así sentir que eres tú mi gran amigo.
No preciso ni decir, todo eso que te digo.
Pero es bueno así sentir que yo tengo un gran amigo.

Finaliza la canción y el público delira de emoción, aparece una joven muy bella vistiendo un short de color rojo y una camisilla de color blanco. Da besos al aire y dice alegremente:

-A todos los papá estos besos y este baile.

La joven baila un aire musical caribeño con movimientos sensuales, todos los padres con edades mayores del medio siglo, se ponen de pies y aplauden a rabiar. Lo que enardece a una mujer ya madura que histérica grita:

-Claro, ¡viejos verdes!

Otra niña, con una toga golpea con un martillo de madera una mesa en la tarima que está frente del auditorio y dice:

-Respete señora, es un sano esparcimiento, pero pronto usted podrá declarar contra estos padres o uno en particular. Señoras y señores damos inicio al TRIBUNAL POR LOS PADRES DEL MUNDO.

Al decir esto suben a la tarima cuatro niñas de diferentes edades vestidas también de toga, que se sientan detrás de la mesa, la niña mayor que actúa como moderadora, dice:

-Desde ya está abierto el TRIBUNA POR LOS PADRES DEL MUNDO, quien quiera que se sienta con el deseo de hacer un reproche, presentar un juicio a los padres aquí convocados u otros padres, y quien quiera exaltar sus méritos, o denunciar atropellos de algún hijo contra ellos aquí estamos dispuestos a escucharlos.

Desde ese instante uno a uno fueron pasando a la tarima hombres, mujeres, jóvenes y ancianos, que daban testimonios de padres irresponsables que abandonaron a los hijos, o no cumplieron con la responsabilidad del hogar, también padres abandonados, despojados de sus patrimonios por los hijos y que luego fueron lanzados a la calle. Padres llevados a la justicia por negarse a entregar sus bienes en vida a sus vástagos, progenitores que murieron sin poder escuchar un arrepentimiento de los hijos y estos prefirieron que él muriera sin que ellos les dirigieran la palabra, padres enjuiciados todo la vida por errores del pasado, ya sea por ir tras un sueño de riqueza, una utopía, un proyecto de vida o una mujer amada.

Por último se escuchó las exaltaciones a los padres que se esmeraron porque no faltara nada en el hogar, pero casi siempre todo giraba en reconocer el aporte material y muy pocas veces mostrar el legado moral, cultural y humano que el padre dejó.

Al concluir los testimonios, los padres que fueron llamados a lista, se pusieron de pies, aplaudieron y gritaron:

-¡Justicia!¡Justicia! ¡Justicia!

La niña de mayor edad que moderaba el tribunal golpeó la mesa con el martillo de madera y dijo:

-Silencio…silencio, señores y señora en el transcurso de nuestra deliberación pueden meterse en lo profundo de vuestras conciencias escuchando el tema con que abrimos el tribunal.

El auditorio quedó en silencio y volvieron a escuchar la misma canción de Roberto Carlos, TÚ ERES MI AMIGO DEL ALMA. El tema sonó varias veces mientras el tribunal deliberaba.

Pasado un largo rato, la canción dejo de sonar y la niña que hacía de moderadora del Tribunal golpeo la mesa con el martillo de madera y dijo:
-Señores y señoras este es el fallo del TRIBUNAL POR LOS PADRES DEL MUNDO…

Un aniña de algunos 6 años que hacía de jurado, tomó el micrófono entre sus manos y entre balbuceos logro leer de un papel:

-El TRIBUNAL POR LOS PADRES DEL MUNDO, después de una intensa deliberación sobre los cargos y descargos de los padres concluyó:
Un padre puede tener muchos errores, incluso en el extremo de abandonar el hogar y a sus hijos, pero nada puede opacar su aporte significativo a la especie humana al engendrar un nuevo ser que continúe la reproducción de la especie. Señores y señoras este TRIBUNAL POR LOS PADRES DEL MUNDO, concluye que sin el padre no fuera hoy posible el mundo. Finaliza así el TRIBUNAL POR LOS PADRES DEL MUNDO.

Todos los asistentes se pusieron de pies y aplaudieron y nuevamente se escuchó la voz de Roberto Carlos, repitiendo la canción MI AMGIO DEL ALMA, que fue seguida a coro por los asistentes.

Barranquilla, junio 23 de 2018

Mario Ramón Mendoza

Feliz día del padre a todos mis amigos y los que leen este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s