GERMÁN VARGAS LLERAS Y LA CIENCIA POLÍTICA (V)

laura1 lopexz utopìa

Pintura de Laura López: LOS COLORES DE LA UTOPÍA

V. Ganar la voluntad popular

La falta de credibilidad y la indiferencia política del pueblo colombiano se impuso otra vez, en la consulta del Partido Liberal del 19 de noviembre para escoger candidato presidencial por esa colectividad. La votación total no alcanzó los 700 mil votos, ganando Humberto de La Calle con 365.658 votos a Juan Fernando Cristo que logró 324.777. Ah diferencia cuando Cesar Gaviria fue elegido en la consulta como candidato presidencial con 5.426.339 votos, hace unos 27 años.

El total de la votación representa un 2% de los 35.752.173 colombianos aptos para votar. Los resultados antes que mostrar la crisis de este partido ponen al descubierto  las profundas debilidades de nuestro sistema democrático.

La falta de confianza y la incredulidad del pueblo colombiano con nuestro sistema electoral y las instituciones, se ha venido expresando en una creciente abstención hasta el punto que en la reelección de Juan Manuel Santos la abstención alcanzó 59.93%. La tendencia continuó ascendiendo y se expresó en un 62.59% en el plebiscito del 2 de octubre de 2016, convocatoria para poner fin a más de 50 años de guerra fratricida. Siendo la abstención más alta en los últimos 23 años.

Parece que los escándalos de corrupción crecientes año tras año alejan a los electores de las urnas.

En medio de esta incertidumbre se realizaran las elecciones para congreso y presidente en el primer semestre de 2018. La pregunta obligada es ¿sí lograremos revertir esta tendencia negativa que cada vez debilita más nuestra democracia?

La participación política legal y pacífica en Colombia requiere de una auténtica conmoción, que sacuda nuestra historia y vida republicana, hoy cuando las Farc con su desarme han demostrado la inviabilidad de las armas para hacer los cambios democráticos que requiere el país.

Hasta el momento la mayor participación electoral fue en la elección del primer presidente después del Frente Nacional, la abstención fue de 37% en el año 1974.

En el período reciente no hemos logrado superar la participación electoral del 53.04% en la primera elección de Álvaro Uribe Vélez en 2002.

No siempre el aumento de la votación corresponde a una reducción drástica de la abstención, por ejemplo en la reelección de Juan Manuel Santos que es la más grande votación de toda la historia, 9.028.943 votos, hubo una abstención de 51%.

Estamos en un momento determinante en la vida política nacional, cuando el país puede en el siglo XXI asumir un nuevo aire en la modernización de sus instituciones, abandonando la violencia, combatiendo la corrupción, la exclusión y el narcotráfico con una economía productiva.

En esa perspectiva histórica está el liderazgo, la autoridad y la vocación de estadista de Germán Vargas Lleras. Por eso inscribirá su candidatura con el aval de más de 4 millones de colombianos y no de 365.658. Por eso desde ya está poniendo a consideración su programa de gobierno. Por eso el Partido Cambio Radical perfecciona su sistema de selección de candidatos, corrigiendo errores del pasado y por eso este aspirante a llegar al congreso firmó una declaración juramentada en una notaría, donde están sus compromisos con los electores al ser elegido como nunca se ha dado en la historia del congreso de Colombia, entre otras obligaciones está el de crear el Fondo para la Ética y la Moral Pública con el dinero de la reposición de votos y el 50% del sueldo de senador que reciba y contrario a la práctica de asumir la curul como propiedad privada vitalicia y trasferible a mis herederos, siendo un trabajo que me asigna el pueblo, antes terminar el período legislativo pondré a consideración de mis electores si he hecho méritos para continuar o me remplaza otro ciudadano.

Necesitamos construir un pacto político sólido y lo más amplio posible hacia la Colombia del siglo XXI, para un Estado nación que se modernice, en un país sin narcotráfico, guerrillas, paramilitarismo y exclusiones, con una economía productiva en crecimiento, basada en la más ambiciosa reindustrialización y diversificación agrícola.

En vez de que el ciudadano se aleje de las urnas estamos porque se multiplique su participación política, en vez de que vote en blanco y denigre de nuestra democracia estamos porque asuma partido en las elecciones y legitime nuestra vida republicana, porque es la hora del cambio, el cambio somos todos y el cambio es ya.

Mario Ramón Mendoza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s