GERMÁN VARGAS LLERAS Y LA CIENCIA POLÍTICA (III)

botero

Pintura de Ferando Botero

III.

El siglo XXI empieza el 7 de agosto de 2018

No hay pobreza más grande que la del espíritu, o la conciencia histórica del espíritu que llamamos cultura o civilización y ello explica que Colombia sea un país miserable entre tantas riquezas naturales, que van desde sus cielos, mares, subsuelo, hasta el talento de su gente capaz de producir inteligencias para el bien como la de Gabriel Garcia Marquez, o para el mal como la de Pablo Esobar.

Esa pobreza nos ha llevado en cada siglo de nuestra existencia de vida republicana a practicar el harakiri, en herencia nefasta de la cultura política colonial española, o con nuestras propias invenciones nacidas de instintos salvajes, o repetir en un desvergonzado copismo el grito de la última moda en el mundo, alejadonos de la posibilidad de construir una poderosa nación- Estado de vanguardia en el concierto capitalista mundial.

Casi 18 años del siglo XXI en la alborada del tercer milenio nos han traído como una pesadilla infernal reflejos de las 52 guerras civiles del siglo XIX, la sombra de los casi 8 millones de desplazados, y más de 9 millones de hectáreas de tierra robadas a los campesinos a sangre y fuego en el siglo XX, el reino de la más monstruosa e histórica corrupción, e incluso parece que el Estado despótico, alcabalero y minero de la dominación española reviviera en la errática política económica de los dos presidentes reeleccionistas que se han sucedido en el poder.

Todo esto me da para concluir que el siglo XXI y el nuevo milenio, con la noción de nuevos tiempos no ha empezado para Colombia e igual que en el el siglo XX que las nuevas tendencias solo se empezaron a forjar a partir de la década de los 20 y de los 30, hoy ante la posibilidad de cerrar más de 50 años de guerras fratricidas con el espejismo de la teoría del foco guerrillero que se nos vendió desde Cuba y degeneró en la más macabra mezcla de guerrilla, narcotráfico, paramilitarismo y corrupción.

Casi todo está dado para que el 7 de agosto de 2018 empecemos las nuevas tendencias positivas que marquen de verdad el transcurso del siglo XXI, en el propósito de construir el Estado-nación que requieren los nuevos tiempos, acorde con nuestras riquezas naturales, que nos ponga entre las vanguardias en el contexto capitalista mundial.

Para ello habrá que elegir, a congresistas conscientes del momento histórico, decididos a promover el bien común y a un presidente con el conocimiento, el carácter y la vocación de estadistas, como no se ha dado en las últimas décadas, y necesariamente tendremos que derrotar el nuevo espejismo de la revolución bolivariana, que es el rencauche del fracasado modelo cubano, y derrotar el guerrerismo de los rancios feudales con sus bandas de pájaros y singulares cortes de franela, hoy la sofisticada computadora*.

Mario Ramón Mendoza

Próxima entrega: IV: La hora del estadista ( próximo lunes)

*La computadora: sistema de ejecución de los paramilitares en el valle del Sinú donde ponían la cabeza de la victima sobre una piedra y el torturador esgrimía un mazo de acero y le pedía que dijera todo lo que sabía o le aplastaba la cabeza y la victima debía cantar como una computadora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s