PARÍS LA NOVIA (IV)

MADAME

lV.

ONDA DE AMOR

Toda la energía
y la sustancia del placer estético,
de románticos, parnasianos y simbolistas
vertidas ahora en este amor
y por mis labios saliendo
a cada instante el nombre de ella…
Ah Madame Bovary…Madame Bovary…

No hay duda que sus encantos
son los mismos de la imperial becerra
y la rosa marmórea vibrante
cual ardorosa estrella.

Ahora yo soy él pero él no es yo,
ah Madame Bovary cómo pides
todo el placer de Azul, de Los raros..
oh Madame..Madame..
te entregas y como ella
que olvidó a Antonio
olvidas ahora a tu marido
y a todos los que han expandido
tu onda de amor.

Ah el estallido de los nervios
y de la carne,
tiemblo yo y tiembla París
y él allá sin saber que el camarero
de este hotel fue un soldado del ejército romano
que durmió en el lecho de Cleopatra
la reina,
que sangre tuve de Galia
y fui llevado a Egipto,
la cadena tuve al pescuezo
y fui un día comido por los perros.

París, julio 30 de 2018
marioramonm

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s