PARÍS LA NOVIA (III)

Este QUINPOE a París trae como novedad una ESIAHELA, que es un ejercicio que inicie en Barranquilla a los 4 años de escribir el primero en Cartagena que dediqué a Rimbaud. La Esiahela es una búsqueda muy especial donde quiero desde la poesía acercarme a todas las expresiones del arte, pero en particular a la novela, rompiendo todos los esquemas. Es un espacio insólito donde puede pasar de todo. Lamentablemente no está Sanesociety y no es posible escuchar el audio de las tres primeras que salen en mi libro CANCIÓN DE RESISTENCIA: LA ÚLTIMA LÁGRIMA DE DIOS,  COLONIA DE SUICIDAS y  OH EL AMOR ESE ETERNO DINOSAURIO. No he tenido el tiempo para subirlas y sean escuchadas desde aquí.

Por otro lado les comento que a finales de julio termina el plazo para que envíen los poemas a París los que están pendientes, ya está listo el traductor y tendré la satisfacción de poder trabajar de cerca con él, es un antropólogo mexicano con mucha poesía en su vida sin ser poeta. Les cuento que me están dando ganas de hacer la traducción de AZUL de Darío al francés y presentar el libro en el evento.

También sigo madurando la idea del equipo de coordinación, pronto daré los primeros nombres. Los dejo con la parte III de PARÍS LA NOVIA y mañana la IV parte y el miércoles el final. Feliz inicio de semana.

Paul_Verlaine

PARÍS LA NOVIA (III)
III
VERLAINE EN UNA ESIAHELA
El arte es superior a todo, un libro de poesía
vale más que un tren.
Gustave Flaubert

Todas las almas de París rodean
El Arco del Triunfo,
¿cuántas personas pueden caber allí?
No lo sé, pero si está todo París
en el instante
y sobre lo alto del monumento Verlaine
con su cara inmensa,
barba rasurada,
melena alborotada
y habla por un altoparlante:
-Los invito parisinos en este día,
creo que es el 30 de marzo
del año 2044,
porque tengo una deuda con alguien
y ustedes con él…

Una mujer en la muchedumbre grita:
-Gracias maestro por venir,
¿pero a quien le debes?

París se silencia y Verlaine se aproxima
al borde del arco arrastrando su pierna
y como en una de sus borracheras
estalla en sollozos y dice:

-Él era joven y se asomaba a su universo,
yo ya terminaba mi ciclo,
se acercó a mí y habló de mi gloria,
yo borracho asqueroso le grité…
¡Gloire…gloire…merde…merde!
¿Por qué no le atendí y le di mi luz?
Ah y después cuando se secó mi fuente
¡que generosidad la de él!
que grandeza y a la vez humillación para mí,
y me dijo:
“Padre y maestro mágico, liróforo celeste
que al instrumento olímpico y a la siringa agreste
diste tu acento encantador;
¡Panida! Pan tú mismo…”

¡Pan …Pan tú!

El sollozo es más intenso
y la muchedumbre grita;
¡Maestro…maestro qué quieres que hagamos!

Verlaine retrocede… arrastra la pierna
y con la cara entre las manos grita:
¡Buscadlo! ¡Buscadlo y premiadlo!
¡Sólo así estaré en paz!

Es el amanecer del 30 de marzo
del año 2044,
París despierta y todos se desplazan
como autómatas hacia El Arco del Triunfo,
se congregan allí y observan
puesto sobre la arquitectura un ovni
que entre resplandores azules, rojos,
amarillos y morados, despega hacia los cielos
y en la estela de colores
aparece la cabeza inmensa de Paul Verlaine.

París, julio 30 de 2018
marioramonm

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s