POR LA PAZ…¡BASTA YA DE CORRUPCIÓN!

Rumbo a San Basilio de Palenque (II)

“Quien tiene rabo de paja
no se arrima a la candela”

Adagio popular

corrupcion

La paz en Colombia, pasa necesariamente por derrotar a la corrupción, porque es ella hoy la mayor fuente de violencia, desigualdades económicas y sociales. Un peligro creciente contra el sistema democrático, todo intento de paz y reconciliación.

116 años de predominio de guerras irregulares en el país, con sus últimos 60 años de guerra de guerrillas y guerras contrainsurgentes, que han llevado al despojo, al desplazamiento, a la muerte violenta y las desapariciones forzadas, fueron el mejor caldo de cultivo para la corrupción, que como un monstruo de miles tentáculos se ha entroncado en el poder, corrompiendo todo lo que toca, estrangulando la pírrica democracia y el estado social de derecho.

La corrupción en el caso colombiano, no es un poder alterno, al llamado poder democrático constituido sino que actúa desde él, con sus nefastas consecuencias que llaman al crimen, a la descomposición moral, a la perdida de los valores y la violencia de todo tipo.

Esta cruda realidad es la que explica porque en Colombia hemos fracasado en la lucha contra este cáncer y porque 13 años después de la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción, que dispuso a los estados miembros el diseño de políticas contra ella y la creación de un órgano u órganos independientes y autónomos, para prevenir y combatirla. Hasta la presente no contamos con una política de estado para enfrentar a la corrupción ni del órgano independiente que se dispuso en la convención. Pero si pululan la retorica leguleya, los micos a la hora de legislar, las buenas intenciones y la impunidad, aquí cabe recordar el adagio popular que dice “Quien tiene rabo de paja, no se arrima a la candela”.

Los 23 billones de pesos aproximados que nos cuesta la corrupción al año en Colombia y los más de 33 grandes escándalos desde 1998 son sólo un leve reflejo de la magnitud del monstruo y los graves daños que produce a la sociedad, que desde las propias entrañas del poder incita al robo, al crimen y a la violencia.

La lucha contra la corrupción en el país es fiel reflejo de lo que es la lucha política y no rebasa el marco de las élites, no alcanzando la amplitud y profundidad que exige la gravedad de la problemática.

Hoy cuando millones de colombianos se se han expresado en las calles por la paz, cansados con la guerra y la violencia es posible que esa dinámica y fervor sean canalizados para enfrentar la corrupción y hacer de esta lucha una verdadera lucha de masas, que haga retroceder al monstruo que es hoy el mayor obstáculo para la paz y la reconciliación Nacional. ¿Pero cómo hacer que esos brotes de conciencia tomen ese rumbo?

La primera cuestión medular es que sea el ciudadano y el conjunto de la ciudadanía quienes tomen la iniciativa y no dejarla en manos de los gobernantes, los políticos y sus partidos.

La segunda tarea de importancia es lograr la transformación cuantitativa y cualitativa del Congreso de la República, cuna predilecta del monstruo: ahí está como una vergüenza Nacional la reciente historia de más del 50% del cuerpo legislativo investigado y procesado por vínculos con los paramilitares y el crimen. El acto vandálico de modificar una reforma a la justicia para favorecer a corruptos y criminales, investigados, procesados o condenados.

El vehículo imprescindible para llegar a la conciencia ciudadana es sin duda la educación popular, con contenidos de ciencia política, ética y moral, lo que exige desde ya para nuestro proyecto adelantar los cambios que implica en ese terreno nuestra propuesta programática POR UNA REVOLUCIÓN EDUCATIVA PARA LA EQUIDAD.

Si logramos que la lucha contra la corrupción sea una lucha política de masas, es indudable que podremos golpear desde ya la impunidad, búnker sagrado de los corruptos y hacer que empiece a imperar el rigor de la ley.

Espero que la primera GUAZABÁBARA NACIONAL dé luces sobre este aspecto que debe ser el eslabón principal en la acumulación de fuerzas para forjar una alternativa de poder con las regiones.

Con abrazos,
marioramonm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s