SOBRE EL AMOR

La fiesta es mañana

Me han preguntado algunos qué gano con escribirle a personas tan distantes de mí que ni conozco y una estudiosa de los comportamientos humanos me ha sentenciado: “mira la ley es primero amate tú y después a los otros. Con esa baja autoestima que tienes vas a morir pobre, te aseguro que a los que les escribes ni te lo agradecen”.

Tengo que reconocer que la inmensa mayoría de la humanidad piensa de esa forma, pero supongamos que esa inmensa mayoría sea de un 99,999999 % y que yo solo en el mundo piense que primero es el amor a los demás y después mi amor a mí, perdonen mi terquedad y que contradiga al mundo, pero no cambiaría, así he vivido y no voy a cambiar.

La verdad tengo muy claro que el amor es uno solo, como lo es el cosmos y que en la medida que doy amor al todo me estoy amando yo mismo y que en la medida en que mi amor propio lo ponga por encima del todo estoy disminuyendo ese todo único que es lo que pasa actualmente y nos tiene al borde del fin de la especie humana.

No me aterra morir pobre, no le tengo apego a nada, creo que el apego a las cosas materiales termina dañando la conciencia y el amor.

Con la misma satisfacción y amor le escribo a una persona lejana y desconocida que a una cercana o conocida, y no espero aplausos y agradecimientos simplemente confirmarme que amo al mundo, amo la Tierra y amo a mis hermanos no importa donde vivan, y sus condiciones sociales, económicas o culturales.

Con este preámbulo quiero entonces invitarles a la celebración del cumpleaños de mi vecina en Noruega, el 28 de octubre, como una exaltación a la vida y su condición de pilar en su familia, y aprovecho para compartir otro poema que ya tiene algunos años en mi voz sobre el tema.

Mario Ramón Mendoza

Anuncios

2 comentarios el “SOBRE EL AMOR

  1. Vaya, qué singular problema, amarse uno mismo luego a los demás… y a eso se dice autoestima, podría ser interesante, sin embargo, creo que lo individual es importante, pero más importante es cuando se colectiviza lo individual a la colectividad, ya que lo primero salta hacia un nivel superior participando a los demás, socializando, y porque aprendiendo amar a los demás y con los demás, se hace sino aprender
    amarse uno mismo con mejores perspectitivas el de constituirse como un ser humano, que no sólo se pertenece a sí mismo, sino pertenece a todos, el mundo es de todos. El amotr se hace mejor cuando coparticipa, entonces se enriquece como producto de la práctica social. Un abrazo para todo. Poeta Alejandro Medina Bustinza

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias estimado poeta Alejandro Medina Bustinza por su claridad: indudablemente que no podríamos nunca excluir lo individual, claro que es el soporte del todo, pero lo individual integrado, como dices vos coparticipante. Un fraterno abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s