¡ARREUG ON!-1

Quinpoe.
Primera parte de ¡ARREUG ON!: por favor ver el video en el canal, haciendo clic en el aviso, o donde sale You Tube.

Ahora podrán leer las cinco partes del texto e igual ver y escuchar los videos, gracias por todo el apoyo brindado.

1.TRISTE JUEGO CON VIDAS HUMANAS

El sentir de su amado
Llegó como la más
Explosiva de las músicas,
Cinco mil años tenía
Que no experimentaba
Esa extraña sensación
Que erizaba sus vellos verdes
Los vellos azules
Y las blancas coronas
De flores heladas.

¡Ay mi amor!
Muchos años
Sin que mi voz
Te recorriera,
Siempre contemplaba
Tus tristezas y alegrías
Y ahora tu dolor,
Ese dolor creciente
Que agita mis fuegos,
Tú y yo sabemos
Que se acerca
La más impresionante
De las tragedias,
Que en tus entrañas
Se haya podido dar
En toda la historia.

Sin poderlo evitar
Ella estalló en sollozos
Que llenaron la voz
Del amado de una profunda melancolía
Y preguntó:
¿De verdad…de verdad amor
Que no puedes hacer nada…nada
Para evitarlo?
Él respondió
Contundente:
No…no puedo hacer nada
Pero tranquila
Ya todo pasará,
Te va a doler
Porque tú a él
Le diste todo,
Tu entrega fue total,
Pero mira cómo te paga,
Ahora se matan
Entre ellos,
Y pensar que los manejan
Unas 100…200…500 personas
Que con su ambición se adueñan de todo,
Pero ellos mismos
Se autodestruirán,
Y han decidido
Que casi una cuarta
Parte de los siete mil millones
De sus hermanos debe morir,
Sabemos de sus inventos,
De las enfermedades que crean
Y de sus armas
Para lograr dicho propósito,
Pero también morirán.

Cada uno de la élite
Que juega la triste partida
Con vidas humanas,
Cree que conoce
Cada secreto de sus adversarios,
Pero no,
Tú y yo sabemos
Que todos guardan secretos
Inexpugnables para matar
Vidas humanas en masa
Y que los llevaran
Al exterminio total.

Ella arreció el llanto y dijo:
Yo que pensé que él era
El escogido para sembrar
De amor las estrellas.
Él opinó:
No…no …ellos son
Otros pasajeros y por cierto
No son de lo mejor,
En el pasado los hubo superiores,
Pero no llores,
Ni te preocupes por ti,
Por mucho que lo intenten
No te podrán destruir,
Tú seguirás
Los dos seguiremos,
Hasta cuando
Tengamos que desparecer
Y nos mutemos
En otro sitio
En otro instante,
Amada m voy…
Me voy…
Ella le suplicó:
No te vayas
Sin cantarme
La bella melodía
Conque arrullabas
Mis primeros días de nacida…
Hazlo por favor.
Él, a muchos kilómetros
De distancia agitó sus fuegos,
Los combinó en sublimes sonidos
Y recorrió los pasadizos
Secretos de la amada
Con la más bella música,
Ella placida
Se durmió entre sus brazos.
Barranquilla, abril 4 de 2015

Mario Ramón Mendoza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s