EL SECRETO DE LA PIEDRA

pesebre
A manera de presentación:

Como un regalo de navidad a todos los que visitan este blog, a mis amigos y conocidos, quiero compartir este cuento de mi libro En la loma del muerto.

El cuento está basado en hechos reales, que me sucedieron entre los 6 a los 17 años. Uno de los testimonios más importantes para comprobar su veracidad, sería el del profesor de filosofía en el Colegio Nacional José María Córdoba de Montería, Gustavo Rodríguez Vidal, que era un furibundo ateo y materialista y que dibujó las dos caras de la piedra, después que fracasamos en el intento de fotografiarla. Él profundamente conmovido en su ideología al ver una piedra con las tres imágenes, de María, San José y el niño Dios en el pesebre, como talladas en alto relieve, recuerdo cuando se la mostré su incredulidad y lo que me dijo:”de seguro que tú no la tallaste? Son perfectamente las tres imágenes divinas.”

Lamentablemente este profesor se lanzó en una bicicleta del puente colgante del río Sinú y se quitó la vida. El otro sería el de mi madre, que en un trance de católica a evangélica se le dio por decir que la piedra era diabólica, cuestión que me llevó a decirle muchas veces, después que la piedra desapreció que ella fue la que la botó, pero no, ella me juró que si bien decía eso nunca se iba atrever a proceder contra algo que para ella era de mucho misterio.

Casi 40 años duré con la duda si esto lo hacia un cuento o no, es que me parecía que si lo publicaba como un cuento, era darle vida eterna en el reino de la ficción cuando fue un hecho real. Bueno aquí está la historia que todavía con mis años me atormenta y sigue siendo unas de las cosas sin resolver en mi vida.

Amigo lector usted tómelo como quiera, lo cual no va a cambiar en nada su condición, en el libro es un cuento, pero en mi vida fue un hecho real. Creo que es oportuno para estas fiestas navideñas.

EL SECRETO DE LA PIEDRA

-¡No puede ser! ¡Otra vez!
Exclamó Alfonso de la Peña con la biblia abierta entre las manos, ante la mirada inquieta de los demás reclusos, que impacientes esperaban que el hombre diera más luces sobre su asombro.

Isidro Fierro, uno de los detenidos más temidos de la penitenciaria, por todos los muertos que arrastraba y los años de cárcel que abonaba a su vida-con sólo veintitrés años de edad, diecisiete los había pasado entre rejas-le observaba fijamente a los ojos y dijo:

-A ver parce ¿y cuál es el salmo para el día de hoy? dígame que hay un paquito bacano en ese librote que nos explique cuándo salimos de aquí.

Alfonso de la Peña le miró detenidamente y le respondió:
-Mira, mira bien lo que dice aquí.
Con el dedo índice señaló a Fierro una parte de la página abierta del libro. Este lo tomó en sus manos y leyó en voz alta: “A los escogidos le entregará Dios una piedrecita blanca, donde irá el nombre del hombre nuevo, que sólo será conocido por el que la reciba”.

Cuando terminó le preguntó a Alfonso de la Peña: -Oye que te asombra de eso, les van a entregar una piedrecita…pues a mí no me la han entregado, y lo que si espero es que me den la boleta para mi libertad, y me saquen de este calabozo que me tiene estresado.

Los otros reclusos le siguieron sus reflexiones:
-Oye tío de verdad ¿qué tiene de raro esa leyenda? Pero bueno deberías explicarnos que es eso lo de la piedrecita blanca…

Alfonso de la Peña retomó la iniciativa y con voz de autoridad les dijo a sus compañeros de reclusión:
-Bueno vamos a hablar sobre esto, que es lo que me asombra. Siéntense…siéntense…
De inmediato todos los reclusos se sentaron alrededor de Alfonso de la Peña. Uno de los más jóvenes levantó la voz y dijo:
-Profe, ¿entonces hoy no hablaremos de los planetas?

A lo que Alfonso contestó: -Bueno vamos a hablar de esto que me atormenta. Ustedes se dieron cuenta cuántos días llevaba esta biblia en esa mesita…hace más de ocho meses me la trajo la Juez de Instrucción Penal Militar, y nunca se me dio por leerla. Hoy se me ocurrió desempolvarla y abrirla, y la abrí precisamente en el Apocalipsis y leo precisamente este versículo. ¿Por qué tuvo que ser así?¿Por qué? Definitivamente la vida muchachos tiene sus misterios. Habla de una piedrecita blanca. En la vida hay cosas inexplicables. ¿Alguno de ustedes ha escuchado cuentos acerca de las piedras?

Fierro le respondió:
-Claro la abuela mía tenía una piedra que de noche alumbraba y ella decía que esa piedra tenía poderes…
-Ok, siempre se encontrarán leyendas alrededor de las piedras. Cuando niño yo escuchaba muchas de esas leyendas, sobre todo en el pueblo donde nací. Una de ellas era la de un sato que brotó de una piedra. Todas esas leyendas me llevaron a que con una prima, cuando tenía cinco años nos pusiéramos a recoger cuanta piedra veíamos y las guardábamos en una maleta, para ver si se convertían en alguna imagen divina. Duramos dos años recogiendo y guardando piedras. Un día aburrido y decepcionado ya que no aparecía la primera imagen las cogí todas y las boté, tenía entonces siete años. Por esos días me mandaron una mañana a comprar el desayuno a la tienda más cercana que estaba a unas tres cuadras de mi casa. Cuando iba llegando a la tienda miré para el suelo y vi una piedra que me pareció rara. La cogí y la examiné: tenía aproximadamente unos cinco centímetros de largo, achatada en los extremos, y menos de un centímetro de grosor. De un lado blanca con tres punticos negros y del otro lado tenía unas vetas entre negro y blanco. No hay duda que la piedra me llamó la atención, pero aburrido de tanto recoger piedras la boté. Ese mismo día, en la tarde los pelaos nos pusimos a jugar en el patio del inquilinato, un patio amplio y todo sembrado de cocoteros y tamarindos. Sorpresa grande la mía, debajo de un tamarindo me encontré una piedra igualita a la que me había encontrado en las horas de la mañana.
Inquieto preguntó Fierro:- ¿Era la misma o era igual?
-Yo juro que era la misma, del mismo grosor, del mismo color en las dos caras, la misma extensión y con los tres punticos negros de una de las caras. Me dije para mis adentros: es la misma piedra, ¿pero cómo pudo llegar hasta acá?

Uno de los reclusos preguntó: – ¿Y los pelaos que te dijeron?
-No nada, yo estaba solo. En silencio me fui a guardar la piedra. Recuerdo que la guardé en un viejo baúl que estaba repleto de libros. A los dos meses la fui a buscar y no la encontré.

-Desapareció-Dijo alguien.

-Sí la piedra desapareció. La busqué por maletas, baúles, cofres y no la encontré. La piedra desapareció.

Pasó el tiempo. Cuando salía de la adolescencia y las ideas materialistas me carcomían el alma, estaba en bachillerato y tenía un profesor de filosofía que era completamente ateo y me puso a dudar de todo, y me enseño las primeras ideas sobre el comunismo. Un día buscando precisamente en uno de los baúles EL ORIGEN DE LAS ESPECIES de Charles Darwin, me encontré la piedra.

-¿Volvió a aparecer? Preguntó Fierro.
-Sí…pero qué cambio se había operado en la piedra, qué trasformación de extraña había tenido lugar en ella: su volumen había crecido. Los tres punto negros, ya no eran tres puntos negros, eran las tres imágenes divinas, San José, la Virgen María y el niño Jesús en el pesebre, y todo en alto relieve como si hubiera sido tallado. Del otro lado aparecía la imagen de un ser barbudo, se me pareció al papá Noel…papá noel

Fierro preguntó: ¿Y qué hizo?
-Lo primero que se me ocurrió fue llevársela al profesor de filosofía…al materialista…al ateo…

Y sí se la llevé. El profesor tomó la piedra en sus manos con incredulidad y de inmediato exclamó:
-¡Qué piedra de extraña!
Sin decirle yo nada, la fue describiendo:-De este lado es el niño Jesús en el pesebre, con María y José…y del otro lado es el papá Noel, y todo parece tallado. ¿Seguro que es una piedra?
-Me preguntó mirándome fijamente a los ojos.
-¿Seguro que tú no le hiciste nada?-Volvió a insistir.
-No profesor nada…nada le hice… le dije, la encontré hace once años…la perdí…duró más de diez años perdida y la encontré ayer cuando buscaba en un baúl EL ORIGEN DE LAS ESPECIES. Cuando la encontré no era así, eran solo tres punticos negros sobre una superficie blanca, y del otro lado tenía unas vetas negras y blancas. Todo eso que usted ve es nuevo, la piedra ha estado cambiando durante todo el tiempo que estuvo perdida.
El profesor me volvió a mirar fijamente a los ojos y me dijo:
-Imposible que una piedra evolucione, una piedra es un ente inerme, sin vida. ¿pero por qué ha cambiado de esta manera? Se me ocurre que le hagamos un seguimiento, para ver si sigue evolucionando. Vamos a tomarle una fotografía.
Fuimos donde un amigo que tenía uno de los mejores laboratorios de fotografía en la ciudad. Le hicimos varias tomas, y sorpresa grande, en los negativos y en la revelada no salía la imagen de la piedra. Salía la foto de un vacío más grande que la piedra. Hicimos el ejercicio dos, tres y hasta cinco veces y el resultado fue el mismo.
Nos vinimos a casa del profesor, que no se cansaba de exclamar:-¡Qué raro! ¿ Será que esta piedra tiene elementos radioactivos?-Él siempre tratando de dar una explicación materialista a las cosas.
Al final me dijo:- Lo único que podemos hacer es dibujarla-. Cogió un lápiz, puso la piedra sobre una blanca hoja de papel, marcó con el lápiz sus contornos y la dibujó tal cual como aparecía y marcó la cara A, del lado que estaban las tres imágenes, cara B, del lado que estaba el personaje parecido al papá Noel. Debajo del papel escribió: Encontrada en el año 1960, por Alfonso de la Peña, desapareció en ese mismo año. Apareció en elaño1971, en todos esos años cambió toda su estructura. Chequeada por el profesor Gustavo Peralta el cuatro de octubre del año 1972.
El profesor dobló el papelito, me lo entregó y me dijo:- Tenga, guarde bien. Vamos a ver qué tanto sigue evolucionando. Yo la guardé en una cajita en la que venía el último anillo que me regaló mi madre cuando niño, ahí la guarde junto con el papelito. Dos semanas duré viéndola. A la vuelta de un mes la fui a buscar y…
-La piedra siguió evolucionando…-Interrumpió Fierro.
No, la piedra había desaparecido. La busqué por todos los rincones, baúles y maletas, y no apareció. Duré casi dos meses en esa búsqueda, hasta que al final me resigné a perderla. Le reclamé a todos los que vivían en la casa. Todos daban la misma respuesta.-Oye pero si ni siquiera sabíamos dónde estaba guardada-. Muchachos y hasta la luz de hoy no aparece la piedra…mejor dicho sí apareció en esta leyenda.
-Increíble parce…cómo pudo haber evolucionado y ¿por qué desapareció?-Comento Fierro.
-Pero yo tengo varias hipótesis, que me había hecho hasta hoy que he encontrado este mensaje bíblico:
Primero la piedra evolucionó por la fe que le puse. Sin saberlo había hecho una Tulpa. Que es un ejercicio que practican los monjes lamas en sus últimos grados de perfeccionamiento mental, donde basados en un principio divino pueden darle movilidad a cosas inamovibles, o pueden construir entes de la nada, que los pueden percibir los que acompañan al que hace el ejercicio. Es como una alucinación, pero una alucinación que pueden ver muchos. Me concentré tanto durante esos años que pude hacer de esa piedra una Tulpa, y pude hacer que todo el que la mirara entrara en esa onda y la viera tal cual como la veía yo. Esa fue mi primera hipótesis.
La segunda: la piedra no era de este hábitat, había sido lanzada desde otra órbita planetaria a la tierra y tenía ciertos componentes que la hacían evolucionar.
La tercera, y esta la elaboré después de leer el Kybalión: la piedra era un ente vivo con alma, que vibraba y yo captaba esas vibraciones en mi alma, las que iban desarrollándose de acuerdo a mi deseo, hasta el punto de tomar la forma que en mi inconsciente yo deseaba.
Y la cuarta, que todavía me resisto a creer, la piedra es un mensaje para mi vida. Es una revelación. Muchachos yo he pasado por tantas situaciones difíciles, vine aquí por una semana, a resolver un problema con la justicia, nunca pensé que me tocara en una guarnición militar, y ya vamos para el año y medio y esto resultó una verdadera lotería, y así son muchos los momentos donde mi vida ha podido terminar, y siempre hay una luz, una guía y me viene la idea de la piedra a la mente, es como si ella no sé desde qué sitio en el cosmos siguiera vibrando para ayudarme, y después de esa sensación las cosas se resuelven y logro salir victorioso, de esa manera he salvado muchas veces mi vida, y he sorteado momento complicados, donde al fin hay una solución. No más aquí ustedes están de testigos la noche que me vinieron a buscar los matones de Caucacia que trabajan en la seguridad del Estado, vinieron a darme el paseo. Algo me decía que no debía salir, y no salí, y dije que la única manera de salir era que me llevaran a la fuerza. Al final los tipos se fueron, y lo más reciente: se acuerdan cuando nos iban a aplicar la ley de fuga, que nos cambiaron de centinela y el man se quedó dormido y nos dejó la puerta abierta y todos ustedes diciendo: parce, vámonos esto es un regalo de Dios, para eso nos mandaron a este toche, para que nos ayude…vámonos y yo les dije: es una trampa…es una trampa…que nos iban a matar a todos. Ustedes terminaron escuchando mis consejos y al otro día un soldado nos confirmó que efectivamente era una trampa que nos iban a aplicar la ley de fuga. Ahora aparece este mensaje en esta biblia. Ocho meses tenía de estar ahí, nunca me interese en leerla, hasta hoy ojalá sea el inició de una cosa buena.
Cuando terminó de hablar Alfonso de la Peña llegó el vigilante de la celda acompañado del Mayor que se encargaba de los derechos humanos en la Brigada y preguntó:
-¿Dónde está el recluso Alfonso de la Peña?
– Aquí mi Mayor.-contesto Alfonso de la Peña.
El Mayor dijo:-Pues hombre líder, aquí como que se aburrieron ya de usted. Le traigo la orden de libertad.
Isidro Fierro dirigiéndose a Alfonso de la Peña le dijo seriamente:-parce, que talismán de verraco tiene usted, ya sabe no se olvide de nosotros.
Todos los de la celda gritaron alborozadamente: ¡Libertad! ¡Libertad!

Mario Ramón Mendoza

De mi libro de cuentos EN LA LOMA DEL MUERTO.

Anuncios

8 comentarios el “EL SECRETO DE LA PIEDRA

  1. Un misterio qeu durará con tus años de vida!!. Me gustó mucho y ojalá que esa bella piedra y sus mensajes no se pierdan de vista en tu vida, ya que estabas predestinado a poseerla y vivirla. Si ya la perdiste, ella se te aparecerá de nuevo. Una narración bonita, sencilla y cálida, revistada de tus propios sentimientos y vivencias. Es creíble en todo momento, hasta por el más incrédulo, con sólo tener fe. Saludos y tienes que seguir escribiendo estos temas. Saludos de, Ninozka Chacón B,, Poeta y narradora de Nicaragua.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias querida poeta Ninozka, me alegra verla por aquí con ese bello mensaje. Tienes razón ese misterio seguirá con mi vida. Te cuento que nunca había leído el Apocalipsis hasta ese día y abrirlo precisamente ahí y leer ese mensaje, en un momento tan difícil en mi vida.

      Me sigo haciendo interrogantes al respecto de la piedra blanca, que dicen algunos que en la biblia se habla es simbólicamente, yo creo más bien que es literal, tal cual como se dice. Que bueno sería saber si existen otras vivencias igual a la mía.

      En cuanto a volverla a encontrar creo que no, ella tal vez tenía una misión y lo otro que es real, desapareció físicamente pero su contenido sigue en mi.

      Felices fiestas querida amiga, y que el 2015 le sea de mucho bienestar y sobre todo de rica producción literaria y poética, le confirmo la recepción perfecta de su trabajo para Anuario Mundial de la Poesía en inglés. Un gran abrazo extensivo a todos los tuyos.

      Me gusta

  2. Muy interesante tu cuento, Mario Ramón…más aún si como dice al comienzo, tiene mucho de verdad. Las manifestaciones sobrenaturales o divinas (como quiera decirse) son misterio, interrogante, asombro, enseñanza, gratitud, y también, un buen motivo de inspiración.

    Feliz Navidad y venturoso nuevo año para ti y seres queridos!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Amanda, muy amable.Sí eso son las manifestaciones sobrenaturales y tú condición de poeta las sabes valorar justamente. Me alegra su vibración en esta onda en tiempos tan complicados por los que pasa la humanidad.
      Para ti también querida amiga, felices fiestas y un año 2015 bien cargado de amor y felicitad y mucha poesía.

      Me gusta

  3. Querido Ramón fui criada en el seno de una familia, muy religiosa y se autodenominan estudiantes de la Biblia, los llamo los TJ
    E dejado hace más de treinta años esa secta y leí y estudié la Biblia ,soy una mujer e fe ,pero la vida me hizo analizar muchas cosas, a veces con ayuda de amigos ,grandes pensadores ,pero mi conclusión es que Dios no tiene una religión ,es simplemente el creador ,la misma naturaleza nos explica como vivir y como dejarla intacta para las próximas generaciones ,pero eso por desgracia , no pasará amigo ,la avaricia de las multinacionales ,están matando a la Madre Tierra Ñuque Mapü .
    Me gustaría pensar que mis nietos cuando los tenga, puedan planear y proyectar su vida de forma honrosa…esa piedra para mí es tú sabiduría, la que dejas crecer dentro tuyo y es que nunca te has cerrado, me gusta tu escrito, porque encierra no solo tu sabiduría, esconde una piedra que es la pureza de tu alma que abres cada día más al buen trascender y abres caminos para los que vengan detrás, nunca pares Ramón ,no estás solo muchos pensamos lo mismo … yo con mis raíces Mapuches ,mestiza como soy ,madre italiana ,padre Mapuche ,aprendí que Todo es una sola cosa
    Un abrazo con mucho cariño.
    Noe

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Noemi muy animadoras tus palabras y que bueno que pese a tus decepciones no pierdas la fe y sigas actuando con esa visión tan amplia, consecuente en favor de la humanidad y la Madre Tierra.
      Felices pascuas querida amiga y me honra contar con su apoyo y compañía en este trasegar buscando una humanidad más tolerante y respetuosa de la Madre Tierra y todos nuestros hermanos.
      Sí de acuerdo contigo, el contenido de la piedra sigue conmigo, y no es otro que Dios, a él no hay que buscarlo afuera, el están dentro de cada uno de nosotros.
      Me place mi querida amiga compartir esta bella canción de Emilie, oportuna para esta época. Un gran abrazo:

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s