Poetas condecorados con la Luis Carlos López (II)

Recital de Reinaldo Morán al recibir la Medalla Luis Carlos  López

Recital de Reinaldo Morán al recibir la Medalla Luis Carlos López

Reinaldo Morán y los paisajes del alma caribeña 

Desde su primer libro de poesía, “Encuentros” en el año 1980 ya se anuncia en Reinaldo Morán lo que será una de las voces más singulares de la poesía de la región, muy distante a lo que suele suceder con las obras de los iniciados, que no pasan de ser relampagueos o balbuceos. Ello quedó registrado en las palabras que el inmortalizado Eduardo Carranza con su Epístola Mortal, escribió para su libro a manera de Prólogo:

“Si la poesía es un silencio que se llena de música y de aroma de violetas y de cielo estrellado, aquí está la poesía.

Si la poesía es un silencio que se llena de amor, y de ensueño y de misterio, aquí está la poesía.

Si la poesía es un silencio que se llena de melancolía y de olor a mujer y olor a verano y primavera, aquí está la poesía.

Si la poesía es un silencio lloviznado de tristeza y lejanía, aquí está la poesía.

Si la poesía es un silencio habitado por una mujer y por la luna y por el jazmín estrellado, aquí está la poesía.

Si la poesía es la muerte y el día y la noche, y el fuego y el mar, aquí está la poesía de Reinaldo Morán, lo digo yo Eduardo Carranza”.

Después vinieron los libros: “Íntimamente”, “Zona de sentimientos” “Papá viejo” y “El silencio de las nueve lunas”, que nos revelan al poeta que ha decantado su estilo, creando un propio lenguaje, sin asomo de sonsonetes, retruécanos y retorcimientos, es una voz que brota libre y delicada de lo más profundo de su ser para recrearnos el paisaje del alma del costeño, mar adentro de su ser como antes no lo había hecho otro.

Las grandes fortalezas de la poética de Morán, como son la exquisitez en la construcción del poema y el lenguaje natural, sutil y delicado, bien cercano a su habla se han arrobado con el pasar de los años, convirtiéndole en un fenómeno poético popular no sólo en la región caribe, sino en el país. Ningún otro poeta nacional se da el lujo de llenar auditorios con 1.200 personas que pagan para escucharlo todos los años, en su ya tradicional muestra de poesía.

Todas estas fueron razones para que el Comité Promotor de la Medalla Luis Carlos López, escogiera a Reinaldo Morán Yacamán para recibir la condecoración que se le entregó el 5 de mayo del año 2006, ante casi 1000 personas que se congregaron en el teatro Amira de la Rosa para escucharlo y animarlo.

Con todos estos logros Reinaldo Morán Yacamán sigue su acometida poética, robando tiempo a su ocupación de empresario, médico o líder espiritual para deleitarnos con finas construcciones. Aquí esta su poética, bien moderna, libre y brillando en lo alto del parnaso regional.

Mario Ramón Mendoza

QUIERO VERTE GORDA

No gorda de piernas ni de cara
No gorda de brazos ni de espalda
– Me gustas como estás
de cualquier forma

Digo gorda de vientre
con tu cara nueva
que se irà formando
con las nueve lunas

Y de pechos grandes
Frutos que bailan
al son de tu paso
cargados seguro – con su vino blanco

Quiero verte gorda de mì
de mi fuerza
de mi carne
de mi lucha

No importa que pierdas
el paso de potranca briosa
que camines lento y llena de fatiga

No importa que te vea
con los trapos anchos – algo descuidada

No importa que molestes
ni siquiera que te antojes
como niña caprichosa

Que te hiches y te hagas fea
mientras dure la barriga

Tampoco importa
que ese ombligo que hoy te adorna
se voltee y me haga burla

Asì de gorda
Asì de fea
Te verìa tierna
mansa
mìa
Y de repente
cuando creas
que te desbaratas
como un castillo de naipes

Cuando pienses
que te estàn rompiendo
desde adentro
y te saquen
carne de la tuya propia

Conoceràs un amor distinto
un amor pequeño
ese crecerà
junto a los dos
De su libro ENCUENTROS

MI PADRE HA ENVEJECIDO TANTO

Lo miro y parece tan extraño
que a veces pienso que no es el mismo
que me lo han cambiado

Se le han recostado los años
y a fuerza de hacerlo
lo han doblado en sus huesos
en su carne
en su humanidad

Mi padre ha envejecido
tanto que ya parece un árbol sembrado
En esa carretera
que abandonamos cuando
éramos pequeños

Claro que ya es viejo
y que duerme
sueña y ronca en esa
mecedora que lo acompaña en su viaje
hacia ninguna parte

El tiempo pasa y pasa
y le va gastando la memoria
A veces lo encuentro perdido
haciendo cuentas en su libreta
de un banco que ya no existe

Yo me quedo mirándolo fijamente
y entonces comprendo que aunque ese árbol
ha perdido casi todas sus hojas
se ha encorvado con los años
y se ha gastado
todavía me da toda sombra que quiero y que necesito
PAPÁ VIEJO

Padre
Hace tanto tiempo
no caminamos juntos
como cuando yo era pequeño

Te acuerdas
Me llevabas tomado de la mano
con la tuya tosca y dura
Manos de hombre fuerte
forjadas por los años de trabajo
de lucha y también de sufrimientos

Para mí
tiernas y dulces desde siempre
Las tuyas padre
manos que Dios puso
para cuidar mi vida
y enderezar mi rumbo

Hace tanto tiempo
no caminamos juntos
pero me acompañan tus consejos

Cómo te recuerdo padre
hoy desde siempre

Aún guardo cada frase
cada una de aquellas tus palabras
que me enseñaste desde niño

Has vivido tantos
pero tantos años
que ya me pareces eterno

Pero para mí
sigues siendo el de siempre
Fuerte como los árboles
como ellos erguido y firme
pero también flexible
y me das toda tu sombra
de árbol viejo
pero también frondoso
y me refrescas

Cómo quisiera detener el tiempo
Amarrarlo al puerto de mis sueños
Anclarlo en las profundidades
de mis emociones
para que no te aplasten los años
y te dejen cansado para siempre

Pero padre has envejecido
Arrugadas la manos
Blanco los cabellos

Y cuando por fin un día
Se te cansen los pasos
Se te nublen los ojos
Se te encorve la vida

Déjame estar a tu lado
para que sea yo el que te cuide

De la antología de su autoria PAPÁ VIEJO

HISTORIA

Eran las ocho de la noche
la hora de las tinieblas
El cielo oscurecido
porque la luna se ocultaba tímidamente
detrás de un cúmulo de nubes
que danzaban como rebaños de ovejas

Ninguna estrella en el cielo
Ningún lucero

Me hubiera quedado perdido en el espacio
cuando un olor
a fruta fresca y madura
me robaró los sentidos
y me regresó a la tierra

Me encontré en la casa de ensueños
En la casa de las mil y una noche
Un camino de piedras
me llevó a través de un jardín mágico
hasta la Casa Blanca

Entré y no vi muebles
aunque estaban los mas hermosos
No vi porcelanas ni cuadros
aunque parecía una galería de arte

Solo vi dos luceros
los que faltaban en el cielo
Dos pequeños luceros
con tanta luz
que llenaban la casa y los sueños
y mi vida peregrina

Fayruz y Soad
Dos pequeñas ya con el encanto de mujer bonita

Dulces como los dátiles del Líbano
que cargan las palmeras en ese desierto
donde cabalgas en camellos de ilusiones

Cariñosas
como las brisas mañaneras
que te acarician el rostro y te refrescan

Hermosas
Hasta llenar de envidia
a las estrellas de los cielos
que se desmayan y se ocultan a sus pasos

Cuando ellas aparecieron
entró la luz
se perfumó la noche
se despertó la vida y los sueños

Me hubiera quedado
en la magia indescifrable de esas criaturas

Cuando apareció Karim
el hermano el filosofo
aventurero de los siete mares
soñador de sueños imposibles
con porte de príncipe guerrero

Detrás apareció
la responsable de tanta belleza
la esencia de lo hermoso con un toque de fantasía
Soad la madre

Enseguida y sin hacerse esperar
El responsable de tanta sabiduría
el guerrero el luchador
Karam el padre

Entre todos me regalaron
la mejor fiesta y la mejor noche
lejos de mi palacio y de mi amada
La mejor comida
con ese toque de la tierra de mis antepasados

Esta es la pequeña aventura
que viví allá en el Cove frente al mar

Donde conquiste unos buenos amigos
amigos del alma y para siempre

Y logré lo que ningún mortal
Tener entre mis manos y besar dos luceros
Fayruz y Soad
Las más hermosas

REINALDO MORAN YACAMAN

Anuncios

2 comentarios el “Poetas condecorados con la Luis Carlos López (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s